Boda Monasterio de Lupiana: Virginia y marco

Boda Monasterio de Lupiana: Virginia y marco

Monasterio de Lupiana: Boda Virginia y Marco

De las mejores fechas para casarse es sin duda finales de mayo, aunque hay más probabilidades que que pueda llover que en pleno verano. Por lo demás  son todo ventajas, la temperatura es muy agradable y hay luz hasta muy tarde.

Virginia y Marco lo tuvieron claro, toda su boda se realizó al aire libre, y fue un éxito.

Celebraron una bonita ceremonia religiosa en la  Iglesia de San Nicolás (Guadalajara), una iglesia que está ubicada en una zona peatonal que facilita mucho la entrada y salida de los invitados. Además tiene coro, cosa que nos encanta para sacar una de nuestras fotos favoritas en un reportaje de boda: La novia entrando de la mano de su padre desde arriba.

El banquete y la fiesta se celebró en un lugar increíble, el Monasterio de San Bartolomé de Lupiana, un lugar que no conocíamos y que nos sorprendió gratamente.

Ubicado en las laderas del valle del río Matayeguas (Guadalajara),a unos 40 min de Madrid, es un lugar que rezuma historia, con unos jardines amplios y bien cuidados, y un claustro donde los invitados disfrutaron de un banquete al aire libre.

Para el reportaje de boda es una fuente de inspiración continuo, y en cualquiera de sus rincones se pueden sacar unas fotos espectaculares.

La fiesta se celebra en un lugar de lo más curioso, también al aire libre, con una zona interior que hace las funciones de pista de baile y una zona exterior para que los invitados puedan disfrutar de sus consumiciones, y siempre cerca de los preciosos jardines que adornan todo el Monasterio.

Fue allí donde proyectamos a la pareja nuestro servicio estrella, el Same Day Edit de la boda.

Poder ver los mejores momentos de vuestra boda el mismo día de la celebración resulta una experiencia fascinante,para vosotros y para todos los invitados.

Mientras coméis o cenáis nosotros lo preparamos todo, y antes de IRNOS os sorprenderemos con un vídeo del que os acordaréis toda la vida, y con el

que vuestros invitados se quedarán boquiabiertos.

Y para terminar siempre nos despedimos con una foto, que en este caso la hicimos en las propias bodegas que tiene el Monasterio, un lugar mágico, que a su vez sirve en las bodas por si aparece ese invitado que nadie quiere, la lluvia.

BOODA STUDIOS - Fotógrafos de boda
be happy
and smile
CONTACTOGALERÍA
contenidos © BOODA STUDIOScreado en Bluekea