Boda en la Ermita de la Virgen del Puerto y Casa de Burgos: Miriam y Carlos

Boda en la Ermita de la Virgen del Puerto y Casa de Burgos: Miriam y Carlos

Un domingo de boda muy emotivo

Casarse un domingo puede sonar extraño, pero lo es más si es octubre y te casas por la tarde, fundamentalmente porque puede no hacer una temperatura muy agradable que digamos.

Pues bien, hizo un día fantástico, lleno de sol y con una temperatura ideal.

Carlos decidió prepararse en la casa familiar, en pleno centro de Madrid, rodeado de sus padres y hermanos, unos cachondos por cierto.

Se puso un traje de Calvin Klein muy elegante y que podrá utilizar en otros eventos sin ningún problema, cosa que es un acierto por su parte.

Por su parte Miriam se peinó y maquilló en su peluquería de confianza, situada al lado de la Ermita de la Virgen del Puerto, donde se casaba y muy cerca de la casa paterna, donde decidió enfundarse un precioso vestido de Aire Barcelona.

Los zapatos fueron de Emilio Badiola y se puso adornos de joyería de Joidart

Una vez terminado de vestirse, sacamos el ramo que le prepararon en Aillum Floristería y directos al la Ermita.

Miriam y carlos hicieron una cosa que nos encanta, entrar juntos de la mano por el pasillo de la iglesia, rompiendo todo este protocolo que envuelve las ceremonias por la iglesia, cosa que nos parece un acierto.

La Ermita, que aunque es pequeña, tiene lugares privilegiados para que el reportaje de boda sea fantástico, ya que nos permiten colocarnos en los balcones que rodean la iglesia.

Pero además, la salida de los novios queda espectacular porque la podemos tomar desde una posición elevada, lo que ofrece a la pareja tener una de las imágenes más increíbles que se puede tener.

Como no puede ser de otra manera, a la salida de la iglesia todos los amigos y familiares arroparon a la pareja y les brindaron unos más que sentidos abrazos.

Ya que estábamos en pleno Madrid Río, dedicamos 15' a nuestros reportajes de pareja, no necesitamos más para hacer fotografías preciosas.

El banquete se celebró en La Casa de Burgos, ubicado en plena Casa de Campo de Madrid, y al cual pudimos ir tanto nosotros como los invitados dando un paseo desde la Ermita.

Miriam y Carlos tampoco hicieron un banquete al uso, de hecho era todo cóctel, sin asientos fijos, cosa que también me parece un acierto.

La guinda final la puso Carlos que tocó varias piezas de Jazz junto a su grupo.

Dieron unos arbolitos como regalo para los invitados de la empresa Arbolitos.

En la fiesta también contaron con un fotomatón a cargo de Locomatón.

BOODA STUDIOS - Fotografía de boda y eventos
be happy
and smile
CONTACTONUESTRAS BODAS
contenidos © BOODA STUDIOScreado en Bluekea